Notas Periodísticas de Enero

El magistrado del TJACDMX, maestro Arturo González Jiménez, dictó la conferencia magistral titulada “La Buena Administración como Derecho Fundamental en la Constitución Política de la Ciudad de México”.

Ciudad de México a, 15 de febrero de 2019

 

*Dice que la ciudadanía tiene derecho a exigir una buena administración.
*Advierte la sociedad demanda buenos servicios públicos, como un derecho humano.


El magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México (TJACDMX), maestro Arturo González Jiménez, afirmó toda la ciudadanía, sin ninguna distinción, tiene derecho a exigir a las autoridades de la ciudad una buena administración, porque es un derecho que se encuentra consagrado en dos ordenamientos: la “Constitución Política de la Ciudad de México” y en la recién promulgada “Ley Constitucional de Derechos Humanos y sus Garantías de la Ciudad de México”.


Al dictar la conferencia magistral “La Buena Administración como Derecho Fundamental en la Constitución Política de la Ciudad de México”, el magistrado añadió que los ciudadanos de la gran ciudad tienen derecho a exigir y demandar buenos servicios públicos y que éstos cumplan con sus expectativas de vida, porque se trata de un derecho humano.

DSC 0067


En el auditorio “Benito Juárez” y con la presencia de funcionarios del TJACDMX, González Jiménez subrayó que el derecho social a una buena administración ya está vinculado a los aspectos del buen gobierno. Lo que significa, dijo, uno de los capítulos más sobresalientes de la vida pública del país y la ciudad.


En otro orden de ideas, el también maestro universitario dijo que en cualquier institución gubernamental, las personas tienen derecho a que los funcionarios traten sus asuntos de forma imparcial y equitativa y dentro de un plazo razonable que convenga a sus intereses.


Igual toda persona tiene derecho a ser escuchada antes de que se decida cualquier tema, en contra de sus intereses, una medida individual que le afecte desfavorablemente. Así, como conocer en su totalidad el expediente que le afecte sus intereses particulares legítimos, siempre conservando el aspecto confidencial y el secreto profesional.

 

Todos los justiciables tienen derecho a la reparación, por parte del gobierno, de los daños causados por sus instituciones o sus diversos funcionarios, siempre en el ejercicio de sus funciones.

DSC 0081
A continuación el Artículo 7 de la Constitución Política de la Ciudad de México, que se refiere a el tema de una “Ciudad Democrática”.


A.- Derecho a la buena administración pública
Toda persona tiene derecho a una buena administración pública, de carácter receptivo, eficaz y eficiente, así como a recibir los servicios públicos de conformidad con los principios de generalidad, uniformidad, regularidad, continuidad, calidad y uso de las tecnologías de la información y la comunicación.


2. Las autoridades administrativas deberán garantizar la audiencia previa de los gobernados frente a toda resolución que constituya un acto privativo de autoridad. En dichos supuestos, deberán resolver de manera imparcial y equitativa, dentro de un plazo razonable y de conformidad con las formalidades esenciales del procedimiento.


3. En los supuestos a que se refiere el numeral anterior, se garantizará el acceso al expediente correspondiente, con respeto a la confidencialidad, reserva y protección de datos personales.

DSC 0086


4. La ley determinará los casos en los que deba emitirse una carta de derechos de los usuarios y obligaciones de los prestadores de servicios públicos. Las autoridades conformarán un sistema de índices de calidad de los servicios públicos basado en criterios técnicos y acorde a los principios señalados en el primer numeral de este apartado.

 

Participa la Magistrada, doctora Yasmín Esquivel Mossa, en el Congreso Nacional “Transformación del Derecho Administrativo, Justicia Abierta, Acercamiento al Ciudadano”.

 

"Advierte que los juzgadores no deben de sustraerse de la transformación del Estado que se encuentra en marcha."

"Subraya que la exigencia de la sociedad es por instituciones abiertas, transparentes y cercanas a sus intereses."

"Demanda a los juzgadores a reencontrarse con los ciudadanos y abrir sus funciones a la cotidianidad."

La magistrada presidente de la Asociación de Magistrados de Tribunales de Justicia Administrativa de los Estados Unidos Mexicanos, doctora Yasmín Esquivel Mossa, afirmó que los juzgadores no pueden ni deben sustraerse de la transformación del Estado que ya se encuentra en marcha en la República.

En el marco del Congreso Nacional “Transformación del Derecho Administrativo, Justicia Abierta, Acercamiento al Ciudadano” subrayó: “Que en los nuevos tiempos del país, la exigencia y la demanda social es por instituciones abiertas, transparentes y cercanas a sus intereses”.

Con la presencia del gobernador de la entidad, Miguel Ángel Riquelme Solís y Sandra Luz Rodríguez Wong, magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, Esquivel Mossa demandó a los juzgadores buscar formas de reencontrarse con los ciudadanos y acercar, en forma palpable, sus funciones a la cotidianidad.

IMG 20190131 WA0050

También, consideró que el respeto que antes infundía la investidura de juzgador “ahora se ha transformado en enojo, sospecha y desconfianza, lo que es injusto pues somos una parte fundamental de las instituciones del Estado que generan gobernanza en el país, para lo cual nos mantenemos en constante capacitación y conocimientos necesarios.

Sin embargo, aclaró que en la resolución de los conflictos se requieren instancias autónomas, independientes e imparciales, que generen confianza en la población y la certeza en las resoluciones que se emiten.

IMG 20190131 WA0052

Asimismo, manifestó que es tiempo de demostrar que los tiempos en que los funcionarios de “toga y birrete” eran monolitos inalcanzables quedaron en el pasado y que hoy, más que nunca, son parte de la comunidad y sensibles a los problemas cotidianos y que podemos solucionarlos.

La también magistrada presidente del Tribunal de Justicia Administrativa de la CDMX, exhortó a los juzgadores del país a estar a la altura de las nuevas circunstancias sociales, e impartir justicia y resolver los conflictos que se suscitan en la sociedad. “Tenemos un compromiso ético, moral y político, de atender el cambio que la sociedad expresó en las urnas.

Esquivel Mossa indicó que la sociedad en su conjunto demanda a quienes ejercen funciones de Estado que atiendan sus reclamos y que tengan la sensibilidad de comprender y asimilar, que cada uno de sus juicios asuntos, que resolvemos representan su vida, su patrimonio y el de sus familias.

Para fianalizar, la impartidora de justicia aseveró que las diferentes conclusiones del congreso, saldrán las bases firmes para lo que la impartición de justicia administrativa en el futuro.

IMG 20190131 WA0056

 

Participa la magistrada presidente del TJACDMX, doctora Yasmín Esquivel Mossa, en la segunda jornada “Hacer México” en la Mesa “Gobierno y Sociedad: Factores de Poder en la Reparación del Estado”.

Ciudad de México a, 22 de enero de 2019

 

*Exhorta a dar transparencia a la función judicial y estar cerca de la sociedad.
*Advierte que falso e injusto que ser juez, magistrado o ministro sea “un cargo ostentoso.”
*Pide que las oficinas de los juzgadores sean verdaderas cajas de cristal.


La magistrada presidente del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México (TJACDMX), doctora Yasmín Esquivel Mossa, exhortó a los impartidores de justicia a dar transparencia a la función judicial y estar cerca de la sociedad; así como dejar atrás las prácticas de aislamiento que solamente abonan a la especulación y la sospecha de los justiciables.


Al participar en la segunda jornada “Hacer México”, en la Mesa “Gobierno y Sociedad: Factores de Poder en la Reparación del Estado”, agregó para que varios sectores de la sociedad hablar de jueces, magistrados o ministros, solamente representa “un cargo ostentoso”, pero esto es falso e injusto.

IMG 20190121 183839629

Indicó que para ser juzgador se requiere muchas horas de estudio, capacitación y ejercicio profesional. “No hay funcionario judicial, llámese juez, magistrado o ministro, que no haya tenido una vasta práctica profesional, ya sea dentro de la carrera judicial o en el ejercicio de la abogacía.

Estableció que ya no debe haber juzgadores que sean inalcanzables para la gente, porque el alejamiento provoca incapacidad para ejercer la función, y estimó que estás prácticas generan opacidad y corrupción.

Asimismo, Esquivel Mossa destacó que los jueces y magistrados tienen que convertir sus oficinas en verdaderas cajas de cristal, en las que cualquier ciudadano pueda entender y saber qué, cómo y cuándo ejercemos nuestra función.

Esquivel Mossa subrayó que los tiempos en que los juzgados y tribunales eran palacios infranqueables terminó. “Hay que demostrar a la gente que sabemos escuchar, asimilar, comprender y recapitular cada manifestación, fundamento y visión que nos sea presentada”, puntualizó.

La impartidora de justicia definió tres características que son parte fundamental de la función judicial: 1.-La inmediatez, 2.- La comunicación, y 3.- La transparencia, y consideró que sin éstas la función judicial pierde su valor y reconocimiento ante la gente.

IMG 20190121 2036504272

Sociedad harta de funcionarios pretensiosos

Más adelante, Esquivel Mossa puntualizó que la gente está harta de funcionarios públicos pretensiosos y distantes de los problemas cotidianos, la sociedad rechaza instituciones públicas que estén a cargo de personas insensibles y ajenas al sentir de la mayoría. Más bien, dijo, la sociedad exige funcionarios capaces, con deseos de servir y que sean empáticos y sensibles a la realidad.

La juzgadora dijo que quienes lideramos las instituciones públicas, tenemos la obligación de replantear su desempeño y reformar todo aquello que se necesario siempre con la intención de retomar el camino y volver la mirada a los objetivos de reivindicación social.

Consideró que el Estado y sus instituciones de gobierno deben servir a la gente, dar resultados, brindar seguridad y generar bienestar para las personas y de este modo permitir que se alcancen sus fines individuales y colectivos.

Para concluir, Esquivel Mossa aseveró que para ser juzgador se requiere contar con dos vocaciones particulares: El deseo de servir a los demás y la voluntad de resolver, en justicia y derecho, las controversias que se le presentan.

IMG 20190121 181538451

 

Página 1 de 2